Fotografía y mercado inmobiliario

Las fotografías son una de las herramientas más útiles y esenciales para el mercado de bienes raíces. Si no tenemos unas buenas imágenes que ilustren correctamente nuestro inmueble, difícilmente tendremos interesados en visitarlo. Qué nos llevaría a visitar una casa, un apartamento, un inmueble comercial o un terreno, si no tenemos una visión de como es en realidad? Unas buenas imágenes nos llevarán a imaginarnos dentro del inmueble y a desear conocerlo y visitarlo.

A pesar de esto, es frecuente encontrar ofertas de inmuebles con imágenes realmente equivocadas. Imágenes oscuras, fuera de foco, espacios sucios y desordenados, exceso de objetos personales que confunden al observador… en muchos casos es posible afirmar que una mala imagen causa un daño irreversible a la comercialización de un inmueble.

Paginas web inmobiliarias
Paginas web inmobiliarias

El mercado inmobiliario se mueve a través de internet. Es a través de páginas web inmobiliarias que más del 87% de los interesados encuentran el inmueble deseado. Deberá entonces invertir tiempo y recursos en obtener unas buenas imágenes para sus inmuebles. Veamos algunas normas generales y consejos que deberán atenderse a la hora de ilustrar sus inmuebles:

– Prepare el inmueble para las fotografías: limpie y organice los cómodos y habitaciones. Si es necesario retire muebles y objetos en exceso. En caso de inmuebles vacíos, estudie contratar alguna empresa de “home staging” que son especializadas en preparar un inmueble para su comercialización.
– Tamaño y resolución: la imagen deberá ser de la mayor resolución y tamaño posible.
– Foto principal: la fachada, muchas veces olvidada en las imágenes de los inmuebles, es la foto principal de la propiedad, pues de ella depende que el observador se interese o no por el inmueble. Seleccione el mejor ángulo y de tener alguna zona verde, como un jardín, preséntelo.
– Luz: las fotografías deben estar correctamente iluminadas, preferiblemente con luz natural. En el caso de interiores deberá utilizar correctamente el flash y la iluminación accesoria. Tenga cuidado con la mala iluminación, pues podrá producir imágenes oscuras o con una tonalidad amarilla, esto crea una sensación de espacio viejo y reducido.
– Foco: en este aspecto no hay medios caminos, si la fotografía está desenfocada, elimínela. Repita la la fotografía. Nada peor para su inmueble que una foto sin foco.
– Color: prefiera imágenes en color que aquellas en blanco y negro.
– Lineas rectas: tenga cuidado con las deformaciones y con fotos con ángulos que confundan al observador. Presente siempre imágenes fieles al inmueble y estudie cual sería el mejor ángulo desde el punto de vista del observador.

El uso de unas buenas fotografías también ayuda a mejorar su marketing personal y el de su inmobiliaria. Si alguien desea que usted comercialice o administre sus inmuebles, se fijará mucho en la forma en como usted presenta las propiedades a su cuidado. Recuerde que una imagen vale más que mil palabras y que el interesado solo tendrá una oportunidad para crearse una buena o mala primera impresión.
El mercado de bienes raíces demanda fotógrafos especializados en inmuebles e interiores. En caso de que usted no crea poder hacer unas buenas imágenes, o no cuente con el equipo adecuado, considere contratar un profesional. Todo dinero invertido en buenas fotografías será muy bien retribuido, pues un inmueble con buenas imágenes se destaca entre los demás, y esto significa mejores posibilidades de negocio.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *