Las ventajas de una cubierta vegetal en su inmueble

Las cubiertas verdes, entendiendo como tal los techos, terrazas, paredes verdes o jardines verticales, mejoran mucho las construcciones e inmuebles y la calidad de vida de quienes los usan, habitan o frecuentan. Sean de uso particular o publico, las construcciones con cubiertas vegetales economizan energía y aportan positivamente al ambiente. Son múltiples los beneficios ambientales, sociales y económicos que generan las cubiertas verdes. Veamos algunos puntos que se destacan:

  • Las construcciones que cuentan con superficies o cubiertas verdes tienen una menor variación en su temperatura interna, por lo que los gastos en aire acondicionado y calefacción serán reducidos. Al mismo tiempo disminuyen la temperatura ambiental externa, reduciendo el llamado efecto de isla de calor en los entornos urbanos.
  • Las cubiertas vegetales, al retener el agua lluvia, disminuyen las descargas al alcantarillado y crean un ambiente agradable, pues aumentan los niveles de humedad ambiental. Esto es especialmente importante en regiones secas, donde la humedad relativa es baja. Las cubiertas vegetales ayudan a filtrar el aire y absorben CO2 y partículas suspendidas en el aire, por lo que también mejoran las condiciones de su entorno.
  • Un aspecto interesante de las superficies o cubiertas verdes es que funcionan como aislantes acústicos. En zonas de mucho movimiento, como en regiones comerciales e industriales, las superficies verdes disminuyen el flujo de ruidos hacia y desde el interior de las construcciones, tornando el ambiente tranquilo y agradable. Esto es especialmente útil en inmuebles educativos, guarderías, hogares para personas mayores o en ambientes hospitalarios o de salud.
  • Varios modelos de terrazas verdes, dependiendo de las especies vegetales empleadas, se convierten en pequeños sistemas productivos, sean destinados para el autoconsumo, o para la comercialización. Esto genera beneficios económicos y sociales importantes.
  • Las superficies verdes otorgan un aspecto natural envidiable a las construcciones, presentan un panorama y una vista agradable, favoreciendo la relajación y disminuyendo los niveles de estrés. En oficinas e industrias, nada mejor que una zona verde, donde los funcionarios y trabajadores puedan descansar de su rutina. Un empleado feliz, en un ambiente de trabajo agradable, rendirá mucho más y estará en una mejor actitud que alguien confinado dentro de paredes de concreto.

Una cubierta verde otorga un aspecto natural, fresco y estéticamente agradable al inmueble, incrementando mucho el valor de la propiedad para el mercado. Al hacer una búsqueda en páginas web inmobiliarias y portales inmobiliarios, las construcciones con superficies verdes se destacan fácilmente en los resultados, y tienen una mejor visibilidad para interesados e inversores. Eso significa mayores y mejores posibilidades de negocios.
El valor estético, ambiental y económico que las superficies verdes otorgan a las construcciones es indiscutible. En caso de estar construyendo o remodelando, considere incluir en su proyecto una superficie verde y disfrute de su múltiples beneficios.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *