Éxito en el Mercado inmobiliario

Cada agente inmobiliario tiene sus propias características y personalidad. Además, cada uno tiene habilidades y preferencias por cierto tipo de transacciones y propiedades. Pero algunas rasgos comunes son posibles de identificar en los agentes inmobiliarios de éxito. A continuación destacamos algunos de ellos.

Pasión por su trabajo. Un corredor de inmuebles es ante todo una persona apasionada por su trabajo, y no desistirá fácilmente de su objetivo. Dedica el tiempo necesario a planear su estrategia de ventas y cuida de los detalles e todo el proceso.

Son rápidos, ágiles y flexibles en las comunicaciones. Al estar en un mercado tan competitivo, saben muy bien que no pueden dejar pasar o descuidar una oportunidad de negocio. Por esto responden con rapidez a los e-mails y llamadas que reciben y colocan de inmediato un plan de acción – atención para su interesado. Están las 24 horas conectados y son expertos en enviar e-mails, responder llamadas, sugerir opciones… saben identificar cual es el medio de comunicación preferido por su cliente y se mantienen conectados, no dejan a un cliente sin información o sin una respuesta adecuada.

Son expertos tecnológicos. Al depender de las comunicaciones, un agente inmobiliario es un verdadero gurú en el uso de las tecnologías que le permiten mantener un contacto activo con sus clientes. Manejan muy bien los sistemas inmobiliarios y son efectivos en la comunicación, están atentos las 24 horas del día.

Conocen el mercado y las tendencias inmobiliarias del momento. Están siempre actualizados, pues deben conocer muy bien el mercado para transmitir confianza a sus clientes e identificar buenas oportunidades. Leen continuamente y están enterados de todo lo relacionado a la industria de bienes raíces a nivel local, regional y mundial.

Conocen el entorno de las propiedades. Saben al detalle la realidad de cada región donde se localizan las propiedades a su cargo. Conocen las ventajas y problemas que pueden presentarse al vivir en cierto lugar, y conocen mucho acerca de la historia y de los «secretos» de cada lugar.

Tienen una importante red de contactos. Un agente de éxito conoce muchas personas y mantiene una importante red de contactos, no solo con otros colegas, sino también con otros profesionales relacionados al mercado de bienes raíces, como abogados, agentes de seguros, empresarios del sector, carpinteros, electricistas, pintores, jardineros… Saben acudir a cada uno de ellos en el momento adecuado de la negociación para que esta parezca fluir naturalmente.

En general, un buen servicio al cliente se basa en dos aspectos, conocimiento y agilidad. Los agentes inmobiliarios de éxito tienen el tacto suficiente para tratar a cada cliente de forma especial, de acuerdo a sus características y necesidades, haciendo que todo el proceso de compra, venta o renta, que muchas veces es un proceso árduo y complicado, se concrete de una forma simple y agradable.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *