Mercado inmobiliario: marketing & ventas

Que puede hacer el corredor inmobiliario en tiempos de crisis? Es difícil presentar una fórmula mágica para mejorar las ventas, aun más cuando se enfrentan crisis económicas. Ciertamente, poco podrá hacer una inmobiliaria o un agente inmobiliario para mudar el panorama general. Sin embargo, ciertas actitudes y ajustes de comportamiento mejorarán significativamente el volumen de sus negocios, de sus contactos, y su presencia e influencia en el mercado.

Inicie por tener un plan de trabajo. Si no sabe a donde quiere llegar cualquier camino parecerá adecuado, y se podrán dar muchos pasos en falso, resultando en pérdidas de tiempo, dinero y clientes. Saber a donde se quiere llegar es fundamental, cual es el público objetivo que desea atender, cuales son sus metas y cual el número de negocios que se desea alcanzar mensualmente.

Una vez tenga definido cuales serán sus clientes objetivo (ejecutivos, familias, jóvenes, inversores) y área de actuación (alquiler, venta, residencial, rural, empresarial, comercial) busque, estudie e implemente las herramientas y estrategias que lo acercarán al éxito.

En cualquier caso la clave será la información. Adquiera un software CRM inmobilairio de calidad, eso le ayudará a organizar y manejar las informaciones de clientes, interesados, inmuebles y oportunidades de negocio. Solo con información real, actualizada y veraz sobre su nicho de trabajo podrá ofrecer un servicio profesional, inspirar confianza y obtener resultados.

Deberá conversar mucho con sus clientes y entender lo que pretenden de sus inmuebles. Los clientes no siempre saben lo que realmente quieren. Su trabajo es orientarlos y ofrecerles alternativas. Sea claro y objetivo en sus respuestas y establezca con cada uno de ellos cuales serán los compromisos. Deje claro cual es el valor que usted cobrará por comercializar la propiedad y cuales son las estrategias que utilizará.

Características personales también pueden y deben ser mejoradas u optimizadas. En este negocio es muy importante la imagen, cuide de su apariencia personal, uso del lenguaje y presencia en redes sociales tanto reales como virtuales. Sea proactivo, eso le permitirá conocer muchas personas con potencial interés en sus productos -las propiedades de sus clientes, así como conocer otros corredores y agentes inmobiliarios. Establecer buenos contactos también es prioritario en este mercado.

Como señalado anteriormente, la información hace toda la diferencia en el negocio de bienes raíces. El agente inmobiliario deberá conocer todos los detalles relacionados con los distintos tipos de operaciones comerciales en bienes racies (compras, ventas, permutas) y los detalles de los distintos tipos de financiamientos inmobiliarios (préstamos, hipotecas, leasing y subastas).

Solicite a los propietarios todos los datos relativos de los inmuebles, cartas de propiedad, planos, tipo de estructura, tipos de acabados, posibles defectos o reformas necesarias, etc. Además, visite el inmueble e identifíquelo mentalmente por algún detalle relevante. Eso lo ayudará a recordarlo rápidamente al momento de contactar un interesado.

Compromiso y seriedad con la operación genera confianza. Oriente a las partes antes, durante y después de todo el proceso. Eso hará que busquen su asesoría en una próxima oportunidad o que lo recomienden entre sus conocidos.

En momentos de crisis es cuando más deberá optimizar el uso de herramientas de marketing y de propaganda. No se trata de cancelar los gastos en esos ítems, sino de verficar si están llegando a quienes deberían llegar y de la forma adecuada.

Como podrá ver, no es un camino facil, pero será aun más difícil de emprender si no está preparado. Captar y comercializar un inmueble no es una cuestión de suerte o de fé. Se trata de estar listo para cuando se presente la oportunidad, y eso es especialmente relevante en un mercado tan competitivo como el de los bienes raíces.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *