Internet y la transformación del Mercado Inmobiliario

El mercado inmobiliario ha experimentado importantes transformaciones en los últimos años. Gracias al acceso generalizado a internet, al volumen de informaciones relacionadas a los bienes raíces, y a la amplia oferta de propiedades presentadas en páginas web y portales inmobiliarios, los compradores e inversores de este mercado se han tornado cada vez más exigentes. En consecuencia, inmobiliarias y agentes inmobiliarios también han tenido que mudar sus estrategias y estilo de trabajo.

Hace algunos años los potenciales compradores acudían a las inmobiliarias para conocer las ofertas disponibles en bienes raíces. Hoy día, el interesado en alquilar o comprar un inmueble, realiza inicialmente un búsqueda activa en su smartphone o en su computador, y visitará la inmobiliaria solamente si encuentra una oferta interesante a través de internet.

El uso de internet ha cambiado para siempre el mercado inmobiliario. Esa transformación implica dos elementos importantes: primero, la página web de la inmobiliaria, es decir la cara de la inmobiliaria en internet, deberá ser de máxima calidad; y segundo, el papel del agente inmobiliario deberá estar acorde con esa transformación.

Tener una página web inmobiliaria profesional es fundamental para destacarse en el mercado actual, simplemente no hay otro camino. Una página web inmobiliaria no solo debe ser estéticamente agradable. Debe ser útil al visitante, ofrecer una navegación simple y fluida, presentar los datos importantes que el cliente desea conocer acerca del inmueble de interés, así como detalles del lugar donde este se localice. Además, debe tener varias herramientas de interacción, como chats y conexiones con las redes sociales para poder compartir informaciones fácilmente.

Pero no solo los interesados en comprar o alquilar un inmueble valorizan estos aspectos. Frente a la amplia oferta de páginas web y portales inmobiliarios, los dueños de los inmuebles comercializados también analizan muy bien las páginas web al momento de decidir entregar sus inmuebles para una u otra agencia.

Por otro lado, el trabajo del agente inmobiliario a mudado en consecuencia de esta transformación. En la actualidad, un agente inmobiliario que solo aguarde la visita de los interesados y que ofrezca únicamente las informaciones básicas de los inmuebles, estará condenado a desaparecer. El corredor de inmuebles actual deberá brindar una respuesta rápida y objetiva al cliente, y conocer al detalle todos los aspectos legales y fiscales relacionados a los bienes raíces. Además, deberá dominar las herramientas informáticas utilizadas en el mercado actual, tener habilidad y presencia en las redes sociales y, claro, ser totalmente transparente en las informaciones que ofrece. Ese conocimiento despertará confianza entre la partes y le permitirá mediar las condiciones de negociación entre ellas.

El mercado inmobiliario actual demanda calidad y conocimiento. La internet ha posibilitado la creación de vínculos directos y rápidos entre dueños de inmuebles e interesados. Inmobiliarias y agentes de bienes raíces deberán estar preparados para los retos de esa transformación.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *