Mercado inmobiliario: marketing & ventas

Que puede hacer el corredor inmobiliario en tiempos de crisis? Es difícil presentar una fórmula mágica para mejorar las ventas, aun más cuando se enfrentan crisis económicas. Ciertamente, poco podrá hacer una inmobiliaria o un agente inmobiliario para mudar el panorama general. Sin embargo, ciertas actitudes y ajustes de comportamiento mejorarán significativamente el volumen de sus negocios, de sus contactos, y su presencia e influencia en el mercado.

Inicie por tener un plan de trabajo. Si no sabe a donde quiere llegar cualquier camino parecerá adecuado, y se podrán dar muchos pasos en falso, resultando en pérdidas de tiempo, dinero y clientes. Saber a donde se quiere llegar es fundamental, cual es el público objetivo que desea atender, cuales son sus metas y cual el número de negocios que se desea alcanzar mensualmente.

Una vez tenga definido cuales serán sus clientes objetivo (ejecutivos, familias, jóvenes, inversores) y área de actuación (alquiler, venta, residencial, rural, empresarial, comercial) busque, estudie e implemente las herramientas y estrategias que lo acercarán al éxito.

En cualquier caso la clave será la información. Adquiera un software CRM inmobilairio de calidad, eso le ayudará a organizar y manejar las informaciones de clientes, interesados, inmuebles y oportunidades de negocio. Solo con información real, actualizada y veraz sobre su nicho de trabajo podrá ofrecer un servicio profesional, inspirar confianza y obtener resultados.

Deberá conversar mucho con sus clientes y entender lo que pretenden de sus inmuebles. Los clientes no siempre saben lo que realmente quieren. Su trabajo es orientarlos y ofrecerles alternativas. Sea claro y objetivo en sus respuestas y establezca con cada uno de ellos cuales serán los compromisos. Deje claro cual es el valor que usted cobrará por comercializar la propiedad y cuales son las estrategias que utilizará.

Características personales también pueden y deben ser mejoradas u optimizadas. En este negocio es muy importante la imagen, cuide de su apariencia personal, uso del lenguaje y presencia en redes sociales tanto reales como virtuales. Sea proactivo, eso le permitirá conocer muchas personas con potencial interés en sus productos -las propiedades de sus clientes, así como conocer otros corredores y agentes inmobiliarios. Establecer buenos contactos también es prioritario en este mercado.

Como señalado anteriormente, la información hace toda la diferencia en el negocio de bienes raíces. El agente inmobiliario deberá conocer todos los detalles relacionados con los distintos tipos de operaciones comerciales en bienes racies (compras, ventas, permutas) y los detalles de los distintos tipos de financiamientos inmobiliarios (préstamos, hipotecas, leasing y subastas).

Solicite a los propietarios todos los datos relativos de los inmuebles, cartas de propiedad, planos, tipo de estructura, tipos de acabados, posibles defectos o reformas necesarias, etc. Además, visite el inmueble e identifíquelo mentalmente por algún detalle relevante. Eso lo ayudará a recordarlo rápidamente al momento de contactar un interesado.

Compromiso y seriedad con la operación genera confianza. Oriente a las partes antes, durante y después de todo el proceso. Eso hará que busquen su asesoría en una próxima oportunidad o que lo recomienden entre sus conocidos.

En momentos de crisis es cuando más deberá optimizar el uso de herramientas de marketing y de propaganda. No se trata de cancelar los gastos en esos ítems, sino de verficar si están llegando a quienes deberían llegar y de la forma adecuada.

Como podrá ver, no es un camino facil, pero será aun más difícil de emprender si no está preparado. Captar y comercializar un inmueble no es una cuestión de suerte o de fé. Se trata de estar listo para cuando se presente la oportunidad, y eso es especialmente relevante en un mercado tan competitivo como el de los bienes raíces.

***

Leer Más

Internet y la transformación del Mercado Inmobiliario

El mercado inmobiliario ha experimentado importantes transformaciones en los últimos años. Gracias al acceso generalizado a internet, al volumen de informaciones relacionadas a los bienes raíces, y a la amplia oferta de propiedades presentadas en páginas web y portales inmobiliarios, los compradores e inversores de este mercado se han tornado cada vez más exigentes. En consecuencia, inmobiliarias y agentes inmobiliarios también han tenido que mudar sus estrategias y estilo de trabajo.

Hace algunos años los potenciales compradores acudían a las inmobiliarias para conocer las ofertas disponibles en bienes raíces. Hoy día, el interesado en alquilar o comprar un inmueble, realiza inicialmente un búsqueda activa en su smartphone o en su computador, y visitará la inmobiliaria solamente si encuentra una oferta interesante a través de internet.

El uso de internet ha cambiado para siempre el mercado inmobiliario. Esa transformación implica dos elementos importantes: primero, la página web de la inmobiliaria, es decir la cara de la inmobiliaria en internet, deberá ser de máxima calidad; y segundo, el papel del agente inmobiliario deberá estar acorde con esa transformación.

Tener una página web inmobiliaria profesional es fundamental para destacarse en el mercado actual, simplemente no hay otro camino. Una página web inmobiliaria no solo debe ser estéticamente agradable. Debe ser útil al visitante, ofrecer una navegación simple y fluida, presentar los datos importantes que el cliente desea conocer acerca del inmueble de interés, así como detalles del lugar donde este se localice. Además, debe tener varias herramientas de interacción, como chats y conexiones con las redes sociales para poder compartir informaciones fácilmente.

Pero no solo los interesados en comprar o alquilar un inmueble valorizan estos aspectos. Frente a la amplia oferta de páginas web y portales inmobiliarios, los dueños de los inmuebles comercializados también analizan muy bien las páginas web al momento de decidir entregar sus inmuebles para una u otra agencia.

Por otro lado, el trabajo del agente inmobiliario a mudado en consecuencia de esta transformación. En la actualidad, un agente inmobiliario que solo aguarde la visita de los interesados y que ofrezca únicamente las informaciones básicas de los inmuebles, estará condenado a desaparecer. El corredor de inmuebles actual deberá brindar una respuesta rápida y objetiva al cliente, y conocer al detalle todos los aspectos legales y fiscales relacionados a los bienes raíces. Además, deberá dominar las herramientas informáticas utilizadas en el mercado actual, tener habilidad y presencia en las redes sociales y, claro, ser totalmente transparente en las informaciones que ofrece. Ese conocimiento despertará confianza entre la partes y le permitirá mediar las condiciones de negociación entre ellas.

El mercado inmobiliario actual demanda calidad y conocimiento. La internet ha posibilitado la creación de vínculos directos y rápidos entre dueños de inmuebles e interesados. Inmobiliarias y agentes de bienes raíces deberán estar preparados para los retos de esa transformación.

***

Leer Más

Que tipo de vivienda adquirir: en planos, en construcción, nueva o usada?

Seleccionar una vivienda, para compra o alquiler, no es una tarea fácil. Valor y localización son apenas dos de las características a tener en cuenta durante el proceso de selección, expertos inmobiliarios recomiendan considerar múltiples aspectos antes de cerrar negocio. Cuál es el estado actual de la vivienda? Se trata de una propiedad nueva, usada, o aún está en planos o en proceso de construcción? Cada tipo de inmueble presenta sus ventajas y desventajas, y su elección dependerá también de la necesidad inmediata de uso.

Un inmueble en planos puede llegar a ser entre un 20 y 30% más barato que un inmueble nuevo listo para habitar, y aun la valorización generará ganancias adicionales a futuro. Sin embargo, un inmueble en planos demandará tiempo en estar listo y se deberá escoger muy bien la empresa constructora para no tener sorpresas ni atrasos en la construcción, son conocidos los casos de constructoras que “desaparecen” durante todo el proceso. Un punto a favor de la elección de un inmueble en proceso de construcción es el poder seleccionar los tipos de materiales y terminados a emplear, y aún considerar modificaciones del plano original. Sin duda, el elemento crucial para seleccionar un inmueble que aun está en planos o en proceso de construcción, será el tiempo disponible del comprador.

Adquirir un inmueble nuevo puede ser ideal como primera vivienda, para una familia recién creada, o para alguien que desee mudarse para una nueva ciudad. Los costos pueden ser mayores comparados con los de un inmueble en construcción, pero el poder disponer del inmueble rápidamente puede ser un factor decisivo. Por otro lado, un inmueble listo para habitar evita todo el desgaste que puede implicar el proceso de construcción. Observe que dependiendo del proyecto, o si es un inmueble ubicado en un condominio, las posibilidades de alteración del modelo original pueden ser limitadas.

Un inmueble usado puede ser la alternativa ideal, dependiendo de su presupuesto. Analice muy bien el estado del inmueble, sus redes eléctricas e hidráulicas, y considere si son necesarias reformas, adecuaciones o remodelaciones. Expertos inmobiliarios recomiendan la adquisición de inmuebles usados de no más de 10 años de construcción. Otro punto a favor es que al adquirir una vivienda usada, esta puede encontrarse en un sector donde ya se encuentran ciertas facilidades que una vivienda recién construida puede no tener, como comercios, farmacias o vías de comunicación plenamente establecidas. O puede ser, en ese mismo orden de ideas, que el vendedor quiera salir de ella por estar muy mal ubicada. Estudie su localización y converse con sus potenciales vecinos.

Un factor importante es el tipo de financiamiento que pueden tener los distintos tipos de inmuebles, pues las condiciones de los bancos y entidades financieras varían ampliamente si son viviendas por construir, son nuevas y están listas para habitar, o son usadas.

Elegir un nuevo lugar para vivir es un asunto delicado, y una buena elección puede significar la correcta aplicación de su patrimonio y la tranquilidad suya y la de su familia. Visite varias páginas web inmobiliarias y portales inmobiliarios especializados, y compare distintas opciones. En un momento dado y dependiendo de los valores y del momento del mercado, puede ser más interesante alquilar que comprar, o viceversa. Analice con calma donde está localizada la vivienda, si es próxima de sus lugares de estudio y trabajo, y en cual tipo de vecindario estará entrando. Todo y cualquier detalle es importante, analice, pregunte, haga cuentas… y finalmente, claro, tome la decisión y disfrute de su nuevo hogar.

***

Leer Más